Mezquita-Catedral

Parroquia del Sagrario

El emplazamiento de la actual Parroquia del Sagrario albergaba previamente otras funciones  como las de ser capilla de Santiago o Librería Capitular. Este espacio, fruto de la intervención de los arquitectos Hernán Ruiz I y III, es Sagrario de la Catedral desde el último cuarto del siglo XVI.

Se trata de una capilla de planta rectangular, dividida en tres naves y cubierta por una bóveda de crucería. Su principal atractivo reside en el programa de pinturas murales que, según encargo del obispo Antonio de Pazos y Figueroa, decoran la totalidad del espacio. El conjunto pictórico, iniciado en 1583, fue realizado por el pintor piamontés César Arbasia, quien pondrá en relación esta obra con los focos de creación artística de la Italia del momento.

Atendiendo al valor iconográfico de este ciclo, debemos destacar la presencia de los santos mártires cordobeses, ordenados de tres en tres y acompañados de cartelas en las que aparecen datos de sus vidas y martirios, según el testimonio recogido por  Ambrosio de Morales. 

Junto a estas escenas, se desarrolla un repertorio de motivos paisajísticos, grutescos, ángeles o símbolos de la Pasión. Por su parte, la composición de la Santa Cena, ubicada en el presbiterio, centra buena parte de la atención del visitante. 

Tampoco podemos olvidar la labor de otros artistas que plasman su trabajo en este espacio. Guillermo de Orta es el ensamblador que se ocupa de tallar el tabernáculo y las puertas del Sagrario mientras que Alonso de Ribera se encarga de su policromía.  Por otro lado, a Hernando de Valencia corresponde la ejecución de la reja. 

Localización
Mezquita-Catedral
Utilizamos cookies anónimas

Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información