Mezquita-Catedral

Capilla Mayor, Crucero y Coro

La complejidad de este monumental espacio supone todo un alarde de ingeniería. No sólo nos brinda un bello diálogo entre el arte del Gótico, del Renacimiento y del Manierismo, sino que también nos propone una perfecta conjunción con el legado califal recibido.

En la inmensidad del bosque de columnas, el obispo Alonso de Manrique decide construir una Catedral cristiana. El proyecto sería iniciado, en 1523, por parte de Hernán Ruiz I. Este  arquitecto, que en todo momento muestra una especial sensibilidad hacia la arquitectura del antiguo oratorio musulmán, centra su intervención en la construcción de las bóvedas góticas del costado sur del coro.

Posteriormente, su hijo Hernán Ruiz II se encarga de levantar los muros del crucero y reforzarlos con ocho contrafuertes.  Además, construye las bóvedas de traza gótica de los brazos del crucero y la Capilla Mayor. Este enclave será cubierto por una bóveda  de crucería dotada de un interesante programa iconográfico que toma como referente a la Asunción de Nuestra Señora. Junto a ella, la presencia de ángeles músicos, santos, apóstoles e incluso la representación del emperador Carlos V. Las cartelas, por su parte, acogen una larga letanía dedicada a la Virgen.

Será bajo el episcopado de Francisco Reinoso cuando el arquitecto Juan de Ochoa, con un novedoso planteamiento manierista, concluya los espacios del coro y crucero al dotarlos de unas magníficas cubiertas. De este modo, en el caso del crucero, se opta por una bóveda oval sobre pechinas decoradas por los cuatro evangelistas. A ellos, se suman las figuras de los ocho Padres de la Iglesia y de la Santísima Trinidad hasta conformar un programa iconográfico de carácter contrarreformista. Mientras, cubriendo el coro, nos encontramos ante una bóveda de cañón rebajada y estructurada en lunetos. Así, si la banda central es ocupada por las representaciones de la Asunción y de San Acisclo y Santa Victoria, las enjutas albergan las temáticas de David, Salomón, Daniel y Samuel, acompañados por las virtudes teologales que figuran en las esquinas. 

Localización
Mezquita-Catedral
Utilizamos cookies anónimas

Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información