Mezquita-Catedral

Custodia procesional del Corpus Christi

de Enrique de Arfe

De la mano del orfebre Enrique de Arfe, se introduce en España un renovado concepto de custodia procesional. El valor de esta creación no sólo reside en la calidad de la pieza o en la riqueza de su programa iconográfico, sino que además da paso a una nueva tendencia artística, desconocida en Córdoba hasta este momento, y que supone la transición del Gótico al Renacimiento.  

Esta excepcional pieza se configura a través de cuatro cuerpos diferenciados. En principio nos encontramos con el basamento original, conformado a partir de compartimentos creados por arcos trilobulados y agujas de filigrana. En su interior albergan dieciocho escenas correspondientes a la Vida pública, Pasión y Resurrección de Cristo. Las figuras que las conforman no superan los 55 milímetros, dando buena cuenta de la maestría técnica que caracteriza a Enrique de Arfe. 

Le sigue el templete del viril, cuerpo principal cuya función es la servir de ostensorio para la Sagrada Forma. Este cuerpo, asentado sobre una basa con volutas y ángeles, está formado por un machón cilíndrico de vidrio del que parten las torres interiores, que al mismo tiempo enlazan con las exteriores por medio de arbotantes. 

Posteriormente se localiza el templete de la Asunción, que acoge la representación mariana realizada por el platero Bernabé García de los Reyes. Desde un punto de vista arquitectónico, este cuerpo se configura por medio de pequeñas torres unidas entre sí por sostenes de delfines sobre los que cabalgan figuras angelicales. 

El último cuerpo es el correspondiente al templete de la campana, que cuenta con una serie de torres de perfil hexagonal enlazadas a través de guirnaldas florales. Se encuentra rematado por una campana, una macolla y una corona de la que cuelgan otras seis campanitas. El conjunto es concluido por una basa sobre la que, a modo de pedestal, se emplaza la figura del Salvador triunfante. 

Varios autores

Enrique de Arfe

Platero de origen alemán. Es sin lugar a dudas, uno de los primeros artistas que introduce un nuevo lenguaje en la ciudad de Córdoba. Enrique de Arfe recibe el encargo del Cabildo Catedral para la ejecución de la Custodia procesional del Corpus Christi, conociéndose que en el año 1514 ya se encontraba trabajando en ella. Realiza también las custodias de León, hoy desaparecida, y de Toledo. Además, en la Catedral cordobesa, también se le atribuye la Cruz procesional del arcediano Simancas

Bernabé García de los Reyes 

Es uno de los plateros de mayor fama en la Córdoba del siglo XVII. Aunque se examina tardíamente en la congregación de San Eloy, pronto será nombrado maestro de platería de la Catedral. Junto a su intervención en la Custodia procesional del Corpus Christi, realiza los Atriles que hoy se exhiben en la Capilla de Santa Teresa

Localización
Mezquita-Catedral
Ficha técnica
  • Título: Custodia procesional del Corpus Christi 
  • Autores: Enrique de Arfe y Bernabé García de los Reyes 
  • Fecha: 1514-1518 1734-1735
  • Material y técnica: Plata en su color y sobredorada, fundida y cincelada 
  • Dimensiones: 262 x 92 cm
  • Ubicación: Capilla de Santa Teresa (muro norte)
Claves de la obra
  • Su función esencial no es otra que la de actuar a modo de templete para procesionar al Santísimo Sacramento

  • El basamento es añadido, en el siglo 18, por Bernabé García de los Reyes. Este zócalo está compuesto de doce caras en las que aparecen representadas escenas de danzas, bailes de los seises y un pasaje bíblico referente a la conducción del tabernáculo

Utilizamos cookies anónimas

Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información