Mezquita-Catedral

San Eulogio

de Vicente Carducho

La obra tiene como protagonista al mártir cordobés San Eulogio, que aparece representado en el momento en el que, dedicándose a la labor de la escritura, es sorprendido por un ángel que porta los símbolos del martirio, como es el caso de la palma y la corona.

El pintor capta un interior tenebrista, en el que encontramos escasas referencias al espacio. Sólo destacan los tonos rojos del mantel que cubre la mesa y del cortinaje que enmarca a la escena y que, sin lugar a dudas, le otorga un efecto teatral. Por su parte, en el ángulo inferior izquierdo, se advierten un báculo, una capa y una mitra, atributos referidos a su arzobispado electo en la sede de Toledo. Ya en el fondo de la obra, en un plano casi desapercibido para la mirada del espectador, se localiza la escena en la que se representa su martirio.

Vicente Carducho

Pintor de origen florentino que viene a España para trabajar en el monasterio de San Lorenzo del Escorial. Desarrolla su labor en la corte, donde es designado pintor de cámara del monarca Felipe III. Su producción se extiende por conventos y parroquias de Madrid, Valencia, Granada o Salamanca

Localización
Mezquita-Catedral
Ficha técnica
  • Título: San Eulogio
  • Autor: Vicente Carducho
  • Fecha: Hacia 1620-1630
  • Material y técnica: Óleo sobre lienzo
  • Dimensiones: 345 x 233 cm
  • Ubicación: Capilla de San Eulogio (muro norte)
Claves de la obra
  • San Eulogio fue un mártir cordobés que llegó a ocupar la sede episcopal toledana. Decapitado en el año 859, sus restos mortales serían entregados a Alfonso III el Magno y trasladados a la Catedral de Oviedo, lugar en el que son venerados. Fue autor de obras como el Memoriale sanctorum o Documentum martyriale, en las que se recogen las semblanzas de los mártires romanos y mozárabes fallecidos en Córdoba

Utilizamos cookies anónimas

Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información